Saltar al contenido
Peña Quinielaticas

1.3. Condiciones de Signo

4 junio, 2019

En este artículo hablaremos de las apuestas condicionadas ofrecidas por Loterías y Apuestas del Estado y las realizadas con programas informáticos.

Apuestas condicionadas ofrecidas por LAE

Tanto en la administración como en la web de Loterías y Apuestas del Estado podemos encontrar un boleto de “Apuestas Condicionadas“. Que, como su propio nombre indican, contienen las apuestas que cumplen unas determinadas condiciones.

Estos boletos que ofrece LAE únicamente permiten condicionar por número de:

  • Variantes
  • Equis
  • Doses

Con Variantes se refiere a los signos que no son unos. Si una columna tiene 6 signos que no son victoria local, se dice que tiene 6 variantes sin importar si son equis o doses. Por ejemplo, esta columna:

111111111111X2 tiene 2 variantes (y doce unos).

Si de los 14 partidos yo quiero poner dos de ellos a triple, tendría estas 9 apuestas en esos 2 partidos:

11
1X
12
X1
XX
X2
21
2X
22

Supongamos que esos dos partidos son los siguientes:

  1. Barcelona – Cádiz 1X2
  2. R.Madrid – Alavés 1X2

Quiero jugar sorpresas pero ¿seguro que quiero jugar esos dos triples?

Quizás me guste la idea de jugar que al menos uno de los dos locales gana. Para ello, condicionaría estos dos partidos marcando “de 0 a 1 variante”. Y jugaríamos las siguientes columnas:

11
1X
12
X1
21

Las siguientes columnas, quedan descartadas por no cumplir la condición “de 0 a 1 variante”

XX
X2
2X
22

Estas columnas no las juegas y, lo más importante, no las pagas.

Veamos un ejemplo más real

En la imagen se ve que hemos seleccionado los partidos del 1 al 4 con triples y los partidos del 5 al 8 con dobles. Estamos jugando 4 dobles y 4 triples. En el apartado de condiciones hemos seleccionado:

  • Variantes: 3, 4, 5
  • Equis: 2, 3
  • Doses: 1, 2

Estas condiciones solo afectan a los partidos marcados, nosotros hemos marcado los 8 primeros partidos porque queremos que afecten a todos los dobles y triples jugados.

Boleto de condicionadas ofrecido por LAE

La combinación de 4D y 4T al directo son 1296 apuestas (1.296 x 0,75€ = 972€). Al condicionarla como hemos hecho, se nos queda en 434 apuestas, es decir 325,5€. ¿Si sale la siguiente columna, acertaríamos?

2211XX1X111111

  • ¿Acierta el pronóstico? Sí 
  • ¿Acierta el número de variantes? Sí  (tiene 5 variantes)
  • ¿Acierta el número de equis? Sí  (tiene 3 equis).
  • ¿Acierta el número de doses? Sí  (tiene 2 doses).

Sin embargo, la siguiente columna no la acertaríamos:

22121X1X111111

  • ¿Acierta el pronóstico? Sí 
  • ¿Acierta el número de variantes? Sí  (tiene 5 variantes)
  • ¿Acierta el número de equis? Sí  (tiene 2 equis).
  • ¿Acierta el número de doses? No (tiene 3 doses y solo jugamos de 1 a 2).

Apuestas condicionadas con programas informáticos

Si los boletos de LAE solo permiten condicionar por variantes, equis y doses, los programas informáticos pueden hacer todo lo que se te antoje. Y es que, cualquier condición que se te ocurra se podrá hacer con uno u otro programa.

Hay muchos programas que realizan quinielas. Unos son gratuitos y otros de pago. JAMÁS compraría un programa de realizar quinielas de pago. No tiene ningún sentido como veremos más adelante y en otros artículos.

Las aplicaciones que yo recomiendo son:

  • Programa FREE1X2 que es de código abierto y gratuito.

  • Y el programa Megaquin1x2 que, aunque es gratuito, tienes la obligación de sellar tus columnas en eduardolosilla.es (y esto supone más una comodidad que un impedimento).

Uno de los problemas que se encuentra el quinielista a la hora de utilizar los programas, es que cada autor utiliza la nomenclatura que le parece y, mismas condiciones tienen nombres distintos. Pero vamos, no es algo que no se pueda solucionar leyendo un poco las instrucciones del propio programa o información por Internet.

Algunos ejemplos de condiciones son: VarX2/Grupos, Columnas probables/base, signos seguidos, dibujos/figuras, interrupciones, puntos, etc. 

Errores comunes

Muchos quinielistas se fijan en los signos que aparecen en cada casilla y hasta llevan un registro de cuántas semanas lleva el signo X sin salir en la casilla número 2 y cosas así.

Este tipo de estadísticas no tienen sentido. Solo con que Loterías y Apuestas del Estado cambie a la persona que ordena los partidos del boleto, ya no te serviría tantas horas de estudio.

Algunas condiciones pueden ser útiles en competiciones donde el resultado de un partido influye en otro. Por ejemplo, si un equipo gana el otro partido será empate por conveniencia mutua. Entonces sí, pero estas cosas suelen suceder a finales de liga.

Sin embargo, considero bastante irracional eliminar columnas con la gran mayoría de estas condiciones porque, como se verá en futuros artículos, las columnas que no merecen ser apostadas las descartaremos con otros métodos.

Conclusiones

  1. Las condiciones de signo sirven de poco.
  2. “Reducir” también es una condición de signo. Le dedicaremos su propio artículo.
  3. “Pronosticar” también es una condición de signo.

En los próximos artículos hablaré de “probabilidad“. Un dato mucho más preciso.